Ocasos

El cuerpo vuela con la mosca en el universo paralelo, se cierne el cansancio sobre una hoja sin encanto.

Caen los cuerpos al suelo, en desorden de pensamientos, la batalla perdida en el rasgado mundo gira.

El miedo se vuela por la entreventana se filtra en el ruido de una máquina, miro el horizonte y te veo entre blancas razones.

Al fondo sonríes, pero no a mis ramas, ya vuelan tus hojas en la mañana.

Deja un comentario