Tormenta

Amor mío afuera truena el mundo, pica a la puerta la furia de dos nubes enfrentadas y quieren construir un muro entre nuestros cuerpos.

Mira horizonte, contempla  amanecer y déjate abrazar por los labios del cielo llorando lágrimas de miel entre cúmulos de ausencias.

Se han enterado que el tornado ha derrumbado fortaleza, nos vimos frente a frente dejando nuestras bocas emerger querer y sudamos camino.

Truena fuera, enfadado se encuentra el astro, ahonda el corazón arrancando la imágen de una pasión en el amanecer de esta órbita.

Nuestros cuerpos desnudos se enredan, duermen en el letargo del amanecer, la tormenta ha cesado y la calma nos hace el amor entre sábanas de vida.

Un rayo nos mira.

Deja un comentario