Debilidad

El alto árbol

estiraba sus ramas,

añoraba recuperar

verdor del nacer.

Aroma fresco

del nuevo respirar,

con gran orgullo

alzaba yema terminal.

Mirada al suelo

cristalino reflejo,

nacido de la tierra,

sin nudos a desatar.

Toscos troncos

tras fachada,

seguían mostrando

los fríos inviernos.

Tras aquella alma

agazapados los años,

madurando frutos

mostraban realidad.

Hermoso árbol,

turbio reflejo

tras apariencia,

marcaba debilidad.

Las ramas no podrán volver al verdor de los tiempos. Somos ramas.

Un comentario

Deja un comentario