Cajero automático

Aquel cometa nos abrasó, dejo su estela reposar en nuestro lento mirar, desfilando entre el gentío, reinvidicó el derecho a existir.

Rota de luz se escondió en el Universo y siguió vagando entre los volcanes sin lava en busca de un lugar donde descansar alma.

Bajo las nubes reposa, escondido entre la suciedad de cada cielo, encorvando lo que queda de su cuerpo, nadie lo ve bajo las mantas de cartón.

El cometa ha tocado tierra.

Deja un comentario