Sueños

Quisiera tener miles de sueños pero las frías agua no los recuerdan, frenar las balas rápidas y veloces que avanzan hacia su cuerpo, demasiado tarde para regresar.

Pequeñas manos se quiebran en las minas, ellas también se ha quedado sin ensueño.

El calor atraviesa su piel, cuartea sentimientos, sueños se evaporan bajo el cielo azul de los inicios.

Frena la mano golpeando cuerpo, quimera de lo prometido se esfuma entre golpe y golpe cada día.

Abrazos al aire buscan cuerpos, trenes vacíos recuerdan ensoñación callada, ausentes huellas, miles de ellos han muerto entre sus estaciones.

Los pájaros no se preocupan del mañana, quizás vuelen lejos del nido, a la noche regresan al calor sin ilusión al futuro.

Los míos siguen agazapados entre versos y bisturis, algo los ha rescatado del abandono de la vejez, ahora vuelven a nadar y sin permiso ayudan a volar.

Deja un comentario