Acabarás olvidando

Acabarás olvidando aquellas series por las que perdías las tardes, aquellos bares donde cubrias tus noches, los cigarros quemando la vida.

Los amaneceres con un cielo ardiente, los anocheceres entre miles de estrellas y tú subido en una de ellas galopando los miedos.

Es inevitable, créeme, no recordarás cuando las heridas comenzaron a supurar y cómo en cada punto de sutura una lágrima mojaba el fino hilo de la nostalgia.

Ni siquiera te darás cuenta y apuntarás cada detalle en una vieja agenda en la memoria, y te empezarás a preguntar por qué dejaste de volar y comenzaste a dormitar la vida.

Ahora la tinta calla, los recuerdos han borrado con los invisibles años y los surcos del resto se han quedado en la cuneta de la perspectiva.

Entonces…, nada valdrá y los veranos no volverán a surgir entre la espinas de lo ausentado, así, acabarás sucumbiendo al vacío.

En él, abandonarás toda la sangre derramada, envuelta con los nombres ausentes en la mañana, es inevitable terminar sucumbiendo, acabarás olvidándome…

Deja un comentario