Amanecer con palabras

La nube rota absorbe cada palabra con danza lanzada sobre algodón, la evapora y la convierte en lluvia, tierra sintiendo cuerpo rozar comienza a llorar.

Se queda flotando sobre la eternidad buscando deshacerse de cada renglón torcido,

amanece

y el charco sigue allí, en mi mente, el dolor no se va y siguen llegando dagas que atraviesan corazón.

Borro palabras pero resuenan en las conexiones de mi alma.

Amanece.

Busco el silencio para llorar ocasos y calmar alma rasgada, siguen llegando, ahora las borro sin mirarlas, sin leerlas, las fusilo contra el paredón del adiós.

Amanece.

Y quiero enterrarlas, cavo una fosa profunda y angosta, las lanzo todas dentro y comienzo a amanecer, la nube sonríe.

Deja un comentario