Holocausto del ruido

¿ Puede una sola mirada recoger el Universo en ella y reposar el amor entre su instante?.

Existe, la he sentido en mi cuerpo rodear torso palpando entre el aire de la distancia que nos separaba y mantenerla eterna en el tiempo.

Mantenerse fresca en una memoria y repetirse en un bucle del Universo rompiendo todas las teorías del viento.

La vuelvo a sentir ahora cuando el sol calienta mi cuerpo y en el silencio de esta mañana la hago libre entre los lobos para ser atrapada de nuevo por otro latido.

Demasiado tiempo retenida entre mis rejas, era hora de dejarla volar y dejarla atrapar otra vida, el tiempo ha pasado y las nubes siguen girando cuerpo.

¿ Y yo?, seguiré caminando por el sendero viendo como mi alma se arruga en cada paso que doy y las huellas se borran con el nuevo día.

Lobos se acercan me aceptan en la manada, miradas atrapan corazón, el sol abrasa y quiero volar lejos de aquella ciudad.

Corro hacia lo salvaje y dejo libre al amor de mi pecho, no sé otra manera de sobrevivir al holocausto del ruido.

Deja un comentario