Regreso a casa

Me siento en la rodilla del mundo

narró el miedo de la noche

en un verso escondido

bajo las estrellas,

dibujo un lienzo en su boca

y recorro cada astro

de su cuerpo

con paciencia en mirada.

Nombro los nombres

de las heridas 

me siento culpable

de cada una de ellas

lloro impotencia

cuando abro corazón

al amor siendo querer.

Acaricia mi alma

con el mecer de los árboles,

las curuxas vuelan los cielos

y bajo la luz de la luna

el perdón llega de mi boca.

No fue intención

abandonar al amor

allí en la cuneta del olvido

sollozando ser arrojado,

regreso a su lado

y de rodillas

abrazo débil coraza.

Ahora somos una

fuerte y segura

de nuestra existencia,

le doy las gracias al mundo

por mostrarme de nuevo

el camino.

Regreso a casa.

Es necesario regresar a casa y salvaguardar al ser que siempre habitó nuestro cuerpo, traerlo de nuevo y volver a ser una.

Deja un comentario