Las promesas del caracol

Promesas de otra vida se desvanecen en el olvido cayendo en picado al fondo del abismo.

Ya no hay viajes al infinito ni tomar estrellas por desafío, lejos marcharon las siluetas de lo prometido.

Ahora sólo quedan palabras huecas de alma y en cada una de ellas las cenizas de lo quemado en el fuego del fracaso.

Sin promesas en el bolsillo, camina envainando los sones de la vida, así, despacio, ahí va el caracol marcando paso.

Deja un comentario