Niño sin ojos ni corazón

Niño quiere todas las flores, las arranca de patria y olfatea con el deseo al viento.

Niño ansía todas las madrigueras de lo vivido en cuarto de siglo ahora perdido.

Niño vendido a cuerpos de porcelana vive en la apariencia de quién todo hace y ni dedo mueve.

Niño avaricioso acaso no sabes el refrán,

¿ quién mucho quiere acaba por poco abarcar?.

Niño marinero en cada puerto encuentra nuevo destino para cubrir árido vientre.

Niño sin ojos en celos caminas tras quién vende alma por perfume, camuflando olor de quién todo carece.

Niño anciano si fuera niño acabaría cubierto de basura sin opción a reciclaje.

Niño lejos caminas sin destino, lloras por las esquinas aquello perdido.

Niño no quiere ser hombre, muerte teme cuando duerme.

Deja un comentario