Anunciando Primavera

Reivindico mi derecho a comerte la comisura , deslizarme por tus labios y juguetear con mi lengua cada poro de tu boca. Exijo obligación instintiva de seducir tu cuerpo con consentimiento y saciarme de la tersura de tu piel en debido instante. Reclamo sin modo de apelación la pasión más profunda de mi tronco buscando la rama donde posar nuestra corteza, así con resina de la buena. Que me puedes detener por desearte, puedes sentenciarme por amarte pero nunca podrás decir que abandoné intento de buena gana. Y ahora, puedes cerrar tus ventanas, puertas con llave, negar mirada en la calle pero cualquier día olvido mi promesa sobre aquella arena y te como la boca sin verso por el medio.

Una poeta ha sido infectada por el virus de la Primavera, ha entrado en coma mental y se ha despeinado las flores del pensar.

Tenga cuidado, es peligrosa y altamente infecciosa.

Ni la mire si la encuentra a su paso.

Es un consejo del Sistema coronario de la razón.

Un comentario

  1. Me encanta esa mezcla de erotismo con poesía y con lo sanitario. ¿ Sabes? Para eso creo que no hay vacuna😉.

    Besitos 😘😘😘😘

Deja un comentario