Lo que ausentaron las palabras

No es necesario decir al viento lo bello que es sentir con veleta girando cuerpo.

Ni al recuerdo nombrarle los susurros de entonces tatuados en memoria.

No es preciso olvidar el camino errado si de esa incauta confianza has aprendido algo.

Tampoco es de obligado cumplimiento las promesas olvidadas bajo imagen distorsionada por corazones sin latido.

Sale el sol y  al mirar al cielo regresa tu voz atravesando el Universo apareces y apagas de nuevo las velas.

No debo decirte cuánto te extraño, tu brisa me muestra senda y esta vez te haré caso, seguiré el rastro del latido.

Hoy me he escuchado, mi corazón era fuerte como llama de vida sobre tu recuerdo.

Aún respiras dentro de mí, te siento.

Un comentario

  1. Otro que hago mío.
    Además es como si le hablara a mi PADRE ,igual que hago cada día desde hace 45 años.Te extraño
    tanto.En algún lugar del infinito ,nos volveremos a encontrar.

    Gracias amiga mía, por escribir de tal manera, que siempre me atraviesas el alma.

    Besitos😘😘😘😘

Deja un comentario